Introducción

Pese a los avances en la farmacoterapéutica moderna, siguen existiendo situaciones donde las especialidades medicinales elaboradas por la Industria Farmacéutica no cubren las necesidades terapéuticas.

Dentro de las diversas situaciones podemos describir las siguientes:

  • Medicamentos para enfermedades raras o poco frecuentes (Medicamentos Huérfanos).
  • Medicamentos utilizados en tratamiento de intoxicaciones no disponibles como especialidad medicinal en nuestro mercado.
  • Medicamentos cuya composición, forma farmacéutica o dosis no se encuentran disponibles como especialidades medicinales, que se necesitan para pacientes especiales (Pediatría, Geriatría, etc) y pueden ser elaboradas en las farmacias hospitalarias y comunitarias (Formulaciones Huérfanas)
  • Principios activos que por su mala estabilidad no pueden comercializarse debido a su corto vencimiento.

Esta es una problemática mundial, ampliamente documentada, donde intervienen autoridades de salud, instituciones profesionales, asociaciones de pacientes y cada vez conocemos más enfermedades especiales con muy baja incidencia poblacional, pero con alto impacto social a quienes la padecen, a su entorno y a su comunidad.

Las farmacias comunitarias y hospitalarias tienen la posibilidad ofrecer soluciones concretas a la problemática planteada, mediante la elaboración y dispensación de los medicamentos o formulaciones huérfanas.

El desarrollo de estos productos puede realizarse mediante un trabajo colaborativo de Instituciones con capacidad para realizar desarrollo galénico, desarrollo analítico y estabilidad. Las formulaciones desarrolladas podrán ser de conocimiento público para beneficio de la sociedad.